Colorear, beneficios y consejos
¡En Hidropark queremos animaros a colorear! Es una actividad muy divertida para los niños que podemos practicar en familia. Ayuda a su desarrollo, da rienda suelta a su imaginación y puede decirnos mucho de sus pensamientos, sentimientos e ideas.
¡Aquí encontraréis varias propuestas descargables que llenarán vuestros espacios de color!

¿Qué es colorear?
Es el arte de pintar sobre un papel o lienzo algún dibujo o imagen. Es d​ar color a una cosa, pintarla o teñirla. Se trata de una actividad que forma parte del comportamiento humano. La realizamos desde nuestros orígenes. De hecho, ​comenzamos a dibujar y colorear antes de saber leer y escribir​. Conecta directamente con nuestro subconsciente y nuestras emociones más abstractas por ello hoy os traemos sus beneficios más interesantes:

Beneficios de colorear en adultos
El acto de colorear ayuda a la ​concentración​. Estimula el cerebro adulto, ayudando a mejorar la memoria, la capacidad de introspección y la destreza manual. Coloreando se combinan los procesos cognitivos, motores y visuales.

A nivel​ ​psicológico incrementa la satisfacción personal. Además de servir para focalizar en una sola cosa, el proceso se destina al ‘aquí y ahora’, por lo que tiene mucho que ver con los estados meditativos. Su ejecución exige un estado mental en el que ​no tienen cabida ni el estrés, ni las preocupaciones, ni las tensiones musculares, ni los pensamientos intrusivos.
Se trata de una herramienta que ayuda a ​recordar, a expresar, a procesar información y a encontrar soluciones creativas.

Beneficios de colorear en niños
Fortalece la ​capacidad de concentración​ ya que ​provoca que los niños centren toda su atención en un mismo objetivo. Esto se debe a saben que deben hacerlo lo mejor posible para que su dibujo sea perfecto.
Ayuda al ​desarrollo de la motricidad​ ya que ​cuando utilizan los colores intentan no salirse de los contornos, crean ritmo y fuerza con su trazos y van desarrollando así su destreza.
Estimula la creatividad y la expresión artística​, ​esenciales para su desarrollo mental. Transmiten sus sentimientos y su forma de ver la vida. Consiguen pensar en sí mismos y en su alrededor, intentando dibujar y colorear a sus familiares y amigos.

Aumenta el autoestima,​ colorear despierta en los niños ​sentimientos como alegría y orgullo por alcanzar el éxito.

Es una​ forma natural de relajación​, una manera de centrarse en un acto o momento, les ayuda a autogestionar sus emociones.

Ayuda a liberar endorfinas y a ​equilibrar el pensamiento​. ​En un mismo dibujo se encuentran figuras geométricas que son captadas por nuestro lado lógico (hemisferio izquierdo) y los colores y dibujos que son captados por nuestro lado creativo (hemisferio derecho).
Es una forma de ​aprender mientras se divierten​. ​Se trata de una actividad muy divertida con la que el tiempo se les pasa muy rápido.

Consejos para colorear

Es importante tener un buen trazo y no salirse de las líneas. Para ello hay que llenarse de ​calma​.
Colorear lleva tiempo y paciencia.

  • Para conseguir efectos de volumen o sombra, es recomendable usar una ​combinación de colores en una misma zona. Probar de hacer degradados de tonos más oscuros o más claros.
  • Para resultados muy visuales es buena idea escoger previamente una ​paleta de color​. Se pueden hacer maravillas combinando colores de una gama armónica para conseguir un equilibrio uniforme. También se puede usar colores complementarios que llamen mucho la atención.
  • Un truco que puede ayudar es la ​rugosidad del papel​. Teniendo en cuenta el grosor del grano podemos conseguir efectos diferentes de textura.
  • La​ inclinación del lápiz​ es una herramienta muy útil. Se puede coger el lápiz como cuando escribimos, o podemos tomarlo de forma que quede casi paralelo a la hoja. Eso ayudará a conseguir trazados originales.
  • La punta del lápiz: ​Sacarle punta con el sacapuntas o con una cuchilla nos puede dar diferentes efectos. En el primer caso la punta queda más aguda y nos permite trabajar en sectores ​más pequeños y lograr más detalle​, mientras que cuando usamos la cuchilla, podemos dejar más mina de lápiz descubierta y aprovechar para cubrir ​superficies más amplias.
  • Para hacer ​sombreado​ se comienza por trazar en zigzag con el lápiz, de arriba hacia abajo disminuyendo progresivamente la presión de la mina sobre el papel, hasta apenas rozarlo.
  • Pintar de menos a más​ aplicando primero los tonos menos intensos, para ir luego superponiendo los colores más intensos.
  • Observar muy bien la imagen antes de empezar​, y detectar en cada objeto, la sombra propia y la sombra arrojada.
  • Aplicar ​el color blanco​ para suavizar o mezclar algunos colores.
    Elige un dibujo, descárgalo, colorea con los más pequeños y compartelo en nuestras redes sociales. ¿A qué estás esperando?