La importancia de la crema solar

Abr 25, 2019

Todos queremos lucir una piel bonita y bronceada en verano, pero es la época del año cuando más sufre nuestra piel debido a la sobreexposición a la luz solar. Debemos tener en cuenta lo imprescindible que es protegernos del sol de manera eficiente.

Un buen protector solar es indispensable para combatir los rayos del sol. Utilizarlo de forma correcta logrará evitar que quememos nuestra piel y nos salgan manchas, y por tanto obstaculiza que nuestra piel envejezca más de lo normal con el paso del tiempo al igual que prevendrá las probabilidades de desarrollar cáncer de piel.

Desde HidroPark queremos daros varios consejos para proteger la piel de los rayos de sol:

  • La crema solar necesita alrededor de 20 minutos para asentarse en nuestra piel y alcanzar su efecto de protector. Por lo tanto si aplicamos el fotoprotector al llegar al parque quedaremos unos 20 o 30 minutos desprotegidos. Lo ideal sería aplicar la crema solar antes de salir de casa y renovarla cada dos o tres horas.

  • Cada tipo de piel es diferente, por lo que necesita una protección solar que se adapte a sus necesidades. En los primeros días de exposición al sol en verano es donde hay que ir con más cuidado.
  • Hay que poner especial precaución a las partes del cuerpo más sensibles: cara, cuello, hombros, escote, orejas, manos y empeines, se puede hacer uso de protectores específicos, como por ejemplo en los labios se debe hacer con barras fotoprotectoras y la del cabello con productos específico o usar gafas de sol para proteger los ojos.

  • Estar moreno no significa que no te puedas quemar. Aunque es cierto que el bronceado es nuestro propio mecanismo de defensa frente a los rayos del sol, tenemos que recordar que la radiación sigue penetrando en nuestra piel y seguimos expuestos a sus efectos nocivos, como el envejecimiento prematuro y la aparición de melanomas.
  • No debemos guardar la crema solar de un año para otro, con el paso del tiempo pierde propiedades haciendo que su protección sea reducida. Por lo tanto hay que renovar la protección solar cada temporada.
  • Cuando nos dicen, “no te preocupes que hoy está nublado” no nos debemos fiar. Aunque esté nublado debemos usar protector, los rayos solares siguen llegando a nuestra piel, igual que sus efectos nocivos.

  • Empezamos diciendo que no es aconsejable exponer a los menos de 3 años al sol. Pese a esto debemos enseñar a los más pequeños la importancia de la crema solar y cómo hay que volver a aplicarla cada dos o tres horas. Y para mayor protección es aconsejable el uso de ropa, sombreros y gafas.
  • La hidratación es indispensable. Bebe agua con frecuencia y aplícate crema hidratante o after sun sobre la piel después de exponerte al sol.

 

  • Ten en cuenta que algunos medicamentos pueden provocar reacciones de fotosensibilidad al exponerte al sol. Es por eso que antes de venir a HidroPark si tienes algún tratamiento pautado, debes consultar el prospecto y en caso de duda, consulta a tu médico o farmacéutico.
  • Revisa tu piel con frecuencia y ante cualquier cambio en el color, forma o tamaño de manchas y/o lunares, consúltalo con tu médico o especialista.