Hidrokids es nuestro mundo fantástico presidido por el rey de los mares Neptuno.
Hoy seguimos hablando de la familia real. En este artículo conoceréis a la esposa del rey Neptuno y por lo tanto reina de Hidrokids, Medea.

Medea es la diosa y la reina del mar, hija de Doris diosa de los ríos y de Nereo divinidad de los mares e hijo de Ponto señor de las aguas saladas y primer dios marino.

Cuenta la historia que Neptuno y Medea se conocieron en una celebración que se hacía en honor al nuevo rey del océano. Medea se pasó toda la fiesta bailando y Neptuno al verla quedó hipnotizado por su gran belleza, estuvo toda la fiesta contemplándola y cuando por fin tuvo valor se acercó a ella para invitarla a bailar. Ella también quedó prendada de Neptuno y aceptó la invitación al baile. Estuvieron bailando horas hasta que terminó la fiesta, tras ese día siguieron conociéndose y juntos decidieron casarse y formar una familia. De este modo se convirtieron en los nuevos reyes del océano.

Juntos hacen un tándem único y perfecto. Ella con su carácter tranquilo y él con su gran temperamento, llevan la paz y la armonía a todo el océano.

Medea es uno de los miembros más importantes del parque, su función es velar por la seguridad de los habitantes de Hidrokids y controlar que todo funcione a la perfección. Junto con sus hijas, vigila que todas las atracciones estén en perfecto estado y de que tengan suficiente agua para que los visitantes puedan disfrutar de todas ellas sin hacerse daño.

Medea es la que se encarga de hacer que los grandes disfruten igual o más que los pequeños animándoles a tirarse por los toboganes o bañándose en las piscinas de Hidropark. De hecho ella también se desliza por los toboganes y nada entre nosotros en nuestras piscinas, por lo que si alguna vez notas el aleteo de una sirena cerca de ti, no te asustes es Medea que está vigilando que todo en el parque funcione como toca. La atracción que más le gusta a Medea es la piscina de olas porque puede nadar entre todos los clientes sin ser vista. ¿Alguna vez la has visto?

Cuando llegan las seis de la tarde, Neptuno y Medea son los que se ocupan de cerrar el parque y revisar que todas las instalaciones estén en perfecto estado al finalizar el día, para poder volver a usarlas al día siguiente. También son ellos los que junto a sus hijas recogen todos los objetos perdidos y los dejan en la recepción para que puedan volver sus propietarios a buscarlos. El otro día encontraron el osito de un bebé, ¡estamos convencidos de que el bebé se alegró muchísimo al recuperarlo!

Al terminar la jornada aprovechan el atardecer para contarse las anécdotas que han vivido durante el día junto a sus amigos los humanos en todas las atracciones de Hidropark, el otro día por ejemplo unos niños trajeron a todas sus sirenas y se estuvieron bañando en la piscina de Neptuno con todos ellos, fue fantástico! Sin darse cuenta los niños habían reunido a toda la familia de Neptuno y Medea en un mismo lugar… ¡cómo se divirtieron las hijas de Medea con sus primos!

Luego ya se van a dormir prontito, que al día siguiente tienen que estar descansados para recibir a los que se convertirán en sus nuevos amigos.